Almería, Concierto Fin de Gira Premonición Tour, Tan imposible de olvidar…13 Oct ’07

Almería, Concierto Fin de Gira Premonición Tour, Tan imposible de olvidar…13 Oct ’07

Crónica de Marisa Lavilla

La crónica  oficial  para quienes me preguntan por el viaje sin entender lo que sentimos, es más o menos: El concierto estuvo genial, hizo muy buen tiempo, conocimos a mucha gente, no hemos dormido en toda la noche pero lo hemos pasado fenomenal.

Y ahora vamos con la crónica real, la auténtica.

Todo el que haya asistido a un concierto de David (y espero que seáis todos) sabe lo que se vive en cada uno de sus directos: adrenalina a tope, sentimientos a flor de piel, pero es inútil intentar describirlo con palabras.

Aunque llevábamos planeándolo mucho tiempo, la  aventura  propiamente dicha comenzó para mi tocaya Bisbimarisina y para mí esa misma mañana.  No queríamos  abandonar  por mucho tiempo a las familias (que ya nos miran un poquito “raro”) siendo las fiestas del Pilar. Tengo que decir que hace un par de meses yo pensaba que no podría ir, pero Marisa me convenció (no hizo falta insistir mucho) y empezamos a remover cielo y tierra para poder estar allí.

No quiero aburriros con las peripecias y anécdotas del viaje, aunque con ellas solas se podría escribir otra crónica. Tras viajar en taxi, AVE, metro, tren de cercanías y avión, llegamos por fin a nuestro destino . 

Tiempo justo de coger un taxi hasta el albergue, dejar el poco equipaje que llevábamos y salir corriendo hacia el lugar del concierto. En la fila saludamos a muchísima gente, especial ilusión me hizo ver allí a Anyeli. No quiero nombrar a nadie más, ellos ya saben (que os conste que me acuerdo de todos). Algunas personas a las que por fin conocí ese día, reencuentros felices,  saludos, besos, abrazos y alguna fotillo.

Escuchamos los ensayos desde la fila, veíamos algo por las pantallas.

Y ya, la hora de abrir las puertas. La verdad, para el poco tiempo que esperamos, tuvimos muy buen sitio, estábamos como en sexta o séptima fila, luego ya sabéis que la gente se va comprimiendo hacia adelante y quedas más cerca, aunque a veces parece que va a faltarte hasta el aire…

Por fin los músicos en el escenario, la ovación de todos y ese esperado  “Sabes que viene…”

Qué puedo contaros de David, guapísimo como siempre, canalla, picarón, simpático, agradecido, cariñoso, ARTISTA hasta la médula. 

Sabéis que David hace que cada concierto sea diferente, en Almería podríamos destacar varias sorpresas.

Aparte de la coreografía en Torre de Babel y Bulería, que para ser sinceros ya esperábamos, y la presencia de Pastora Soler en Dígale (gran artista Pastora, pero lo siento, tengo que decir que a mí me faltó el “duelo” final con David Palau), hubo otras dos a cual más emotiva, aunque por diferentes motivos:

Después del saludo de la banda, antes de Soldado de papel, David apareció en el escenario vestido con la camiseta que le había regalado el club de fútbol U.D.Almería (perdonad mi ignorancia, desconozco si ese es el nombre del equipo de fútbol), con su nombre y el número 1, y con ella puesta cantó Almería tierra noble. Ya sabéis, “mitad de mora y cristiana, tiene la sangre cruzá…”  estuvo sublime, y para finalizar se quitó la camiseta, no sé si alguien habrá conseguido foto de ese momento, a mí no me dio tiempo a reaccionar, disparé a la pantalla pero la foto salió borrosa. :)

Para Soldado de papel se puso una de las camisetas de la Coalición, con la figura del soldado y la leyenda NO WAR, y al finalizar, se unieron a él en el escenario tres ex- niños soldado, manos inocentes como dijo David, que ahora están en Almería, y se pintaron la mano de rojo como él. 

Algún otro detallito que recuerde…

En el rap de Cómo olvidar, al finalizar, en lugar de decir   “¡…y David no te olvida, morena!”  sustituyó morena por Elena, este gesto fue muy aplaudido por todo el mundo, y algunas personas empezaron a gritar   “¡que salga Elena!”  pero como comprenderéis, David continuó el concierto sin hacer caso.

En Aquí y ahora, en lugar de  “te imagino en mi cama al despertar, inventando locuras sin parar”, dijo  “te imagino en mi cama al despertar, inventando locuras… jaa jaaaa!” , espero que tengáis oportunidad de verlo y escucharlo, es imposible reproducir su risotada picarona, que arrancó más de una carcajada.

Por supuesto, ese ya famoso “porque sin tu amor, NO me derrumbo…”

Al comenzar a presentar Dígale, la gente encendió bengalas… y de pronto David dice “tendréis que empezar a cantar ya, que eso se apaga muy pronto” .

En Fuiste mía dijo de Pep: “este hombre está conmigo desde el comienzo…” y ambos se fundieron en un abrazo. Por cierto, mientras esperábamos que el concierto comenzase, se estuvo escuchando el disco de Pep. 

David estuvo en todo momento agradeciendo al público, recordando que estaban allí su familia, sus amigos, Elena… y dijo que para él todo Almería era su familia. 

Al finalizar el concierto hubo de todo, sonrisas y lágrimas, e incluso algún cabreo más que justificado.

Sonrisas por supuesto por el maravilloso espectáculo que David y su banda nos acababan de ofrecer.

Lágrimas porque la gira española había llegado a su fin (es sabido que los hombres también lloran, y puedo atestiguar que algunos bisbaleros, como personas sensibles que son, no representan una excepción).

Y resultó que algunos empleados de seguridad, tras desatar las banderas del escenario donde habían estado colocadas durante el concierto (no en las vallas, sino alrededor del escenario), por lo visto no sabían qué hacer con ellas y se las regalaban al primero que pillaban. Gracias a Dios (y a mami-melón, Ittabel y unas cuantas personas que estábamos pendientes de ellas) las fuimos recuperando, pero faltaron tres; se pensó incluso en poner un anuncio en La Voz de Almería por si las tenía alguien de buena voluntad y las devolvía, no sé qué habrá sucedido por fin. 

En fin, después de pasar por el merchandising y la consabida foto de familia (que yo no tengo y espero que alguien me pase), nos dispusimos a celebrar por todo lo grande.

Cenamos de picoteo, tortillas, bocatas, queso, jamón, embutidos y todo lo que quisiéramos beber, por mi parte fueron coca-colas para espantar el sueño.

El pub se llama On-Off y se portaron fenomenal, por supuesto la música que sonaba era de David (ya nos encargamos de ello) y teníais que ver cómo bailaban las camareras.

Hubo incluso sorteo de regalos, el postre ya lo veréis (bueno, veréis las fotos, porque nos lo comimos, claro).

Hay que agradecer a la directiva del club la organización de la fiesta, todo salió fenomenal.

A altas horas de la madrugada, la gente fue retirándose, los últimos casi a las 6 de la madrugada.

Duchita y pijama y a descansar, como una hora tumbadas en la cama, porque a las 8 había que desayunar para ir a tomar de nuevo el avión y  teníamos miedo de quedarnos dormidas, así que ni siquiera apagamos la luz, preferimos charlar (¡qué raro en nosotras!).

El viaje de vuelta imaginaos, cansadísimas pero felices. 

Así es como yo lo viví, fue como si se hubiera producido un conjuro para que todo fuera perfecto.

A primeras horas de la tarde amenazaba lluvia, pero incluso las nubes decidieron retirarse para que las estrellas no se quedaran sin ver a la mayor de ellas, que daba por finalizada esa noche mágica una nueva etapa en su carrera.

Pero esto no ha hecho más que comenzar…

Marisa

 

Galería de fotos del Concierto

 

Posted by admin 2 in : Multimedia Club,

  • No hay eventos programados.

    View Calendar